miércoles, 24 de diciembre de 2008

Ya es nochebuena


Pues sí, hoy es Nochebuena y es costumbre felicitar las fiestas, decir siempre eso de te deseo mucha salud, mucha paz... pero en esta entrada no lo voy a hacer. No porque no tenga ganas de navidad, que no tengo muchas la verdad, si no porque hoy es nochebuena y hoy hace 16 años que pasó algo para mí inhumano.

Yo era ua niña de 9 años que iba a vivir su primera mejor Navidad. Teníamos dinero ese año, nos había tocado algo en la lotería e íbamos a usarlo en pagar trampas y entrar por primera vez en el año nuevo sin trampas alguna. También mi madre había dicho que ese año comeríamos pavo. Y habría langostinos y mantecados y regalos. Los años anteriores no habíamos tenido nada de eso, así que yo estaba supercontenta. Además, por primera vez, teníamos un belén, pequeñito, pero un belén.

Sin embargo, por la tarde, llegó un amigo de la familia con un saco a la espalda. Dijo que los había metido en el saco y lo había cerrado sin darse cuenta. Y que también había cerrado el coche. Los pobres no tuvieron salida. No iban a morir ese año, pues eran pequeños aún, pero ya que lo estaban, nos lo daban para que no tuvieramos que comprarlos.

En cuanto sacó los dos pavitos del saco, mis navidades se fueron por la parte sin decir adiós. Me negué a comerlos. Eran preciosos. No pesaban aún ni cinco kilos cada uno. Habían muerto con el pico abierto suplicando aire. Asfixiados.

Se que esta entrada no es apropiada para hoy, pero siempre que llega el 24 de diciembre me acuerdo de los dos pavitos. Ni que decir tiene que en Navidad no como pavo. Durante el año sí, pero no en Navidad. No me puedo olvidar de ellos dos, siendo como era, la primera vez que yo vía un pavo sin estar preparado para comer.

Así que cuidado con lo que metais en el maletero del coche y dejarlo respirar.

Felices fiestas a todos.

22 comentarios:

Lola Mariné dijo...

¡Jo, hija! Se nos va a atragantar el pavo a todos...
Yo si tengo pavo para mañana, pero troceadito, o sea, que como si no fuese un pavo, jajaja..
La verdad es que te entiendo. A mi me pasó algo parecido de pequeña: pasé unos dias en una granja y me encantaron los conejitos; a partir de entonces me negué a comer conejo.
¡Feliz Navidad, guapa!

Menda dijo...

Ains, a mi es que el pavo no me gusta, me resulta muy soso.

Un besazo, niña y feliz noche.

Arwen Anne dijo...

Hola Lola jajajjaaja la verdad es que me parece que si jajajjaja la verdad es que yo si como pavo, pero no en navidad, aún recuerdo a esos dos

gracias por pasarte y feliz noche tambien para tí

Arwen Anne dijo...

Hola Menda, mira tú por donde, yo creía que todo el mundo comía hoy pavo jajaja

feliz noche tambien para tí

anapedraza dijo...

No me extraña que quedaras traumatizada, tengo previsto publicar mañana un menú navideño, no tiene pavo.

¡Un abrazote! Esta noche nos echaremos todos con la familia unas risas, nos desearemos feliz año y todo lo mejor. ¿No es eso maravilloso?

¡Venga un abrazote!

MIGUEL

(http://blog.iespana.es/anapedraza)

Didac Valmon dijo...

Madre mía, menos mal que en casa no comemos pavo, pero no me extraña lo del trauma.
En cualquier caso, feliz navidad y tal y con o sin pavo que seas miuy feliz

BARBY ♥ dijo...

Jajaja...a mi me gusta el pavo, de hecho me gusta todo lo que se pueda comer en noche buena jejejejeje.....

TE DESEO UNA LINDA NOCHE Y QUE ESTES RODEADA SIEMPRE Y EN ESPECIAL HOY DE LOS SERES QUE TE AMAN Y QUE AL IGUAL TU AMAAS.

FELIZ NAVIDAD !!!

UN ABRAZO FUERTE Y APAPACHADOR

Martikka dijo...

Que trauma, chica... Pensé por un momento que estabas escribiendo un relato de terror pero ya he visto que no, y es que la realidad supera a la ficción. Yo como poca carne desde que me dio por ser medio vegetariana (del todo no por culpa del jamón), pero desde luego comprendo tu reparo. Yo recuerdo hace unos años que a mi madre le dio por comprar un cochinillo y hasta a ella le dio reparo cocinarlo. Tan pequeño y blanquito y chamuscadito en el horno. Quedó cochinillo para repartir a quien quisiera.
Como la sopa de galets y la carn d'olla o los canelones no hay nada (llevan carne, pero disimulada). Nada de pavos orondos en la mesa!Boicot al pavo de Navidad! :)

Lo dicho, que pases la mejor Nochebuena posible y pídele deseos a Papá Noel. Besos!

Arwen Anne dijo...

Hola Miguel, pues si suena bien, pero... feliz año esta noche? el pacharán ese ya está haciendo caminos por la mente no? en nochebuena no se despide el año jajajja es en nochevieja jajajjajajaa

que paseis buena noche y os divirtais mucho

Arwen Anne dijo...

Hola didac, te deseo yo tambien buena noche y que seas muy feliz, un besazo

Arwen Anne dijo...

Hola barby, yo tambien te deseo todo lo mejor y una noche inolvidable besos

Arwen Anne dijo...

feliz noche tambien para ti martikka, pide tus deseos a los reyes magos y que se hagan realidad un beso

Martikka dijo...

Ya han aparecido los regalos de Santa Claus en mi blog. Cuando puedas, pasa...

Arwen Anne dijo...

ya he pasado y me has hecho llorar de alegría, Martikka, no lo olvidaré jamás, gracias

Maribel dijo...

Yo creo que a todos nos ha pasado algo parecido alguna vez, si no con un pavo con un pato o con un conejo y esas escenas, en la infancia, no se olvidan. Pero bueno, al margen del pavo, te deseo felices fiestas, suerte e ilusión.

Visitaré tu blog con más calma.

Arwen Anne dijo...

hola Maribel, gracias por el comentario y te deseo lo mejor, felices fiestas

gracias por pasarte por mi blog un beso

anapedraza dijo...

¡Hola Arwen Anne! Tienes todo el permiso. Madre mia, Ana y yo estamos todavía con el empacho, y ahora tenemos que irnos a comer con sus padres, así pasa, que terminan las fiestas y con 2 ó 3 Kg. de más.

¡También te deseo que sigas disfrutando de las fiestas! Además, que estás en Sevilla, de las ciudades más bonitas que conozco, una vueltecita a orillas del Guadalquivir para terminar tomándose un vinito en cualquiera de los sitios de la Calle Betis...

¡Un besote!

MIGUEL

Arwen Anne dijo...

jajajajjajaa seguir disfrutando de las fiestas, en realidad no estoy en sevilla, si no en osuna, pero es un pueblo precioso y tiene unos rincones increibles

un besazo para los dos y no os preocupeis por los kilos, cuando terminen las fiestas ya se pensara en eso

Thiago dijo...

Yo lo que me niego a comer es a los animales que hemos tenido propios, cuando me regalaban un pollito o un conejo, luego no podia comerlos, claro... eran como de la familia, jaja

Bezos

Arwen Anne dijo...

Estoy contigo Thiago, yo tengo conejitos y aunque mis padres se los comen, yo soy incapaz, aunque mira, le he conseguido salvar la vida a cuatro de seis jajajja esos cuatro se quedan con nosotros hasta que la vida lo permita, cuando llegue su hora no será por mano de mi madre y no veas lo guapos que me parecen ahora jajjaja ahora me parecen mas bonitos

gracias por pasarte en un dia como hoy y te deseo lo mejor, sigue disfrutando de la fiesta

La Biblioteca dijo...

Yo tengo por regla no comer nada que haya visto vivo antes. Le cojo cariño a cualquier bicho que pase, mucho más si alguna vez he jugado con él.

Arwen Anne dijo...

Hola Chris, bueno mira, la verdad es que yo a esos pavitos no los vi vivos, pero me dieron mucha lástima eran muy pequeñitos y me pareció una muerte muy cruel

gracias por tu visita y felices fiestas