lunes, 1 de diciembre de 2008

Y de presentaciones va la cosa


Pues sí, ya que conoceis a William y más o menos a Frank y a Bruce, los protagonistas de Regreso al hogar, pues es hora de que conozcais a alguien de verdad, a alguien que está vivito y coleando.

Se llama Ulises Bienvenido y tiene ahora cuatro añitos. Es mi gatito. Ya se que está enorme y muy gordito, pero es que le tengo mucho cariño. Mi madre lo recogió de la calle cuando tenía solo un mes y una semana. La dueña anterior dijo que le daba igual, que maullaba mucho y que daba mucho que hacer. Así que cuando el gatito se salió a la calle, allí lo dejó.

Y la verdad es que maullar...me tenía sorda ya, pero era porque es un gatito que necesita mucho mimo, muchas caricias y que además, no comía solo. Su madre estaba sin leche y aún él no comía para mantenerse, así que tenía hambre. Yo lo alimenté a base de biberón hasta que tenía tres meses y unos días. Entonces, comenzé a meterle comida poquito a poquito. Y aquí está.

Se llema estupendamente con los demás animales. Con los perros, con los conejos...incluso con la hamster que hace unos días se me murió de vieja, con ella también se llevaba muy bien. No ataca a los animales, pero le encanta matar moscas y también las cucurachas que ve, también las mata. A esa las tortura mejor dicho, porque se harta de jugar con ellas, y cuando ya están medio muertas, entonces les da el zarpazo definitivo.

Conmigo se lleva muy bien. Donde voy yo, viene él. Y no hay nada que le guste más que una música al lado de la estufa. Le encanta. Si no hay música no para de maullar hasta que la pongo. Eso en invierno. En verano, la música y un ventilador. No se acerca mucho ni a la estufa ni al ventilador, pero siempre le da la calor o el fresquito. Y por la noche, a dormir en su camita cerca de mi cama. Eso ya sea invierno o verano.

Ya se que a muchos no os gustarán los gatos, ya por una cosa o por otra, pero a mí me encanta Ulises. Y el nombre de Ulises se lo puse porque me pareció un gato muy valiente pese a lo pequeño que era, no se acobardaba, y cuando le decía que se callara que había que dormí, se quedaba calladito. Y lo de Bienvenido, fue mi madre, porque desde el principio nos enamoró a la familia con esos ojazos y esas orejitas tan graciosas y rubias.

14 comentarios:

Proyecto de Escritora dijo...

A mi si me gustan, reconozco que soy una apasionada de los perros, pero los gatos también me gustan. Y el tuyo es muy bonito.

Un beso!!

Dríada dijo...

Entro a tu blog sin permiso. Me parece un blog interesante de veras.

Vi el comentario que dejaste a "Proyecto de Escritora", que te desprecian por escribir y tal. A mí también me han despreciado. He llegado a ganar varios premios literarios, me han publicado dos poesías en Antologías... pero siempre están las típicas personas que tienen envídia de lo que uno logra o de los sueños que uno tiene, de las ilusiones... ¿Sabes? Yo también estoy escribiendo una novela aunque la tengo un poco atascada. Ahora estoy finalizando un poemario y ¿quién sabe? A lo mejor me la publican.

Me sorprendió muchísimo saber que hay alguien más a la que están destruyendo (o intentando, intentando mejor ¿verdad? porque no lo lograrán) los sueños de alguien que quiere ser escritora.

Solamente te doy ÁNIMOS y nunca jamás te rindas: alcanzarás tus sueños.

Seguiré pasándome por aquí. Tienes a una lectora más ;)

Un abrazo ;)

PD: A mí los gatos me dan miedo. Tengo un hamster que se llama Yogultopo ;)

Arwen Anne dijo...

Hola proyecto, me alegro de que te guste mi gatito, un beso tambien para tí

Arwen Anne dijo...

Hola Driada, bienvenida. Y por supuesto que tienes permiso para entrar.

Gracias por tu comentario, y mira, está claro que no soy la única persona a la que esto le pasa, bueno, ya lo sabía, pero gusta en cierto modo saber, leer que le pasa a más personas.

Muchas gracias por tus ánimo, yo tambien te animo.

Y por supuesto, eres bienvenida siempre que quieras, espero tus comentarios.

Halatriste dijo...

A mi no me gustan mucho los gatos pero se lo que es criar animales desde pequeñito,y eso crea un vínculo entre el amo y la mascota que va más allá de la clase de animal que sea

Lola Mariné dijo...

¡Ahí me has dado, Arwen! Yo soy una loca de los gatos, están hasta en el titulo de mi blog, jeje...en casa tengo dos: uno viejecito que es el "hermano gemelo" de mi hijo (llegaron a casa casi al mismo tiempo)y una peque que tiene tres años y me tiene loca.
Como empiece yo a hablar de mis niños...un dia les dedicaré una entrada en mi blog.
Todo el que me conoce me regala gatos, ya sean peluches, figuras, fotos, hasta mi hijo me regaló un tatuaje para mi cumple que llevo en el tobillo.
A mi me parece un animal precioso.

Arwen Anne dijo...

Gracias por tu comentario Halatriste, tienes razón, criar los animales crea un vinculo enorme y además, muy hermoso

Arwen Anne dijo...

Hola Lola, gracias por tu comentario y por contarnos algo de tus gatitos, por mí, encantada de conocerlos

La Menda. dijo...

Uy, a mi no me gustan los gatos, y encima, los muy puñeteros lo saben y siempre se restriegan contra mi pierna.Pero reconozco que el tuyo es muy lustroso.

Arwen Anne dijo...

Gracias Menda por lo de lustroso. Me alegro de verte por aquí.

Didac Valmon dijo...

Adoro a los gatos, bueno a los animales en general, tengo perro y gato.
Ambos mayorcitos pero se les quiere con locura y dan más de lo que reciben...es una gozada tener animales

Thiago dijo...

jajaaj esto es incrible, no me lo puedo creer que cosa tan curiosa:

Mira, hoy vengo de un blog de un amgio que se llama Beni que yo creía que era de Benito, pero no. Se llama Bienvenido. Y luego ahora mismo vengo del Blog de shysh y alli nos presenta a su gato que se llama Beni... y ahora el tuyo se llama bienvenido.

No es todo mucha casualidad

Arwen Anne dijo...

Hola Didac, tu lo has dicho, es una gozada tener animales ,te dan un cariño increible

Arwen Anne dijo...

Hola Thiago, pues mira si que es casualidad, y curiosamente, mi madre a mi gato nunca le dice Ulises, si no Bienvenido así que imagina, ya se que tiene los dos nombres, pero ella siempre lo lleva Bienvenido y yo, siempre Ulises