lunes, 8 de diciembre de 2008

regreso al hogar 3 (2º parte)

Pero arriba, Frank, entraba en la habitación de su hermano. Allí, en la mesilla, un retrato se le mostraba. Estaba lleno de polvo. En aquella habitación nadie entraba desde hacía mucho tiempo. Se sentó en la cama y limpió el cristal. Una imagen antigua de su hermano con su madre, le miraba.

-Me había olvidado de ella. De sus ojos, de su sonrisa, de su cabello…la quise como si mi propia madre fuese, y la había olvidado.-Frank tenía el retrato entre sus manos, y hablaba con su padre, que en la puerta le miraba.

-Han pasado muchas cosas, es normal que lo hicieras.- Bruce se acercó a su hijo entrando por primera vez en aquella habitación desde que Aaron fue asesinado.

Frank, poniéndose de pie, soltó el retrato donde estaba, y se quitó el cinturón con el revolver. Abrió el cajón de la mesilla y sacando el cinturón de su hermano, se lo puso. Guardó el suyo delante del padre. Sacó una fotografía guardada en su pecho y la colocó delante de la de su hermano.

-Cuida de ellos hermanos, yo tengo que cuidar de papá. Si los dos nos unimos, podremos seguir adelante y este rancho volverá a mirar el sol cada mañana.-Frank dijo aquellas palabras solo para él, pero dirigidas a su hermano.

Luego, acompañado por su padre, se dirigió a su habitación, donde se volvió a instalar. Cada momento que estaba allí, se comenzaba a sentir mejor. Era como si su dolor, su angustia, no desaparecieran, pero él estuviese mas fuerte y mas dispuesto que nunca a sobrellevarlo. Por primera vez no quería olvidar ese dolor, lo quería conservar, pero quería vivir. Vivir con el recuerdo. Vivir sabiendo que su padre había pasado por lo mismo que él. Pero se podrían apoyar uno en el otro. Miraba a su padre que guardaba sus camisas de nuevo en el cajón. Su padre sonreía, era feliz de tenerle allí, y Frank se sentía bien porque su padre estaba a su lado.

-Papá, ¿qué te parece si luego vamos al lago y comemos allí?

-Claro, es una buena idea.

Cuando terminaron de colocar la ropa, comenzaron los dos a preparar los caballos, mientras Tom les preparaba la comida.

El lago era una de las zonas más hermosas del rancho. Desde allí, el murmullo del agua, el canto de los pájaros, la vista del bosque…siempre les había dado esperanza, fuerzas e ilusión. Aquella ocasión no sería la vez que les fallara.

Juntos se alejaron, dispuestos a pasar página y sus vidas, pegarle un tiro a la soledad y curar las heridas de sus almas con la compañía y el amor de quien les entendía bien.

En el rancho, se levantaba una nueva etapa, pero en ellos, se despertaba el día con el sol más sonriente y el agua más cristalina.
FIN

12 comentarios:

Menda dijo...

'Pegarle un tiro a la soledad'. Esa frase me ha encantado. pero..........ha terminado la novela?
Yo quiero más.

Thiago dijo...

Eso digo yo FIN quiere decir que se acabó ya todo? o las segunda parte? No va a aparecer una bella mujer que los haga felices y llene el rancho de hijos? o vienen los indios? jaja yo es por dar ideas, eh, que ya capto que tu relato es como un búsqueda del Sangri-La particular.

Bezos, cari.

Martikka dijo...

Bueno, a mi me ha parecido bien si lo deseas terminar aquí. El futuro queda a nuestra imaginación. Y no es un futuro malo.

Arwen Anne dijo...

Hola Menda. Así me gusta y asi creo que debe terminar, queriendo más. Me alegro que te haya gustado la frase, no sabía si debia dejarla o cambiar, gracias por estar ahí.

Arwen Anne dijo...

Thiago, fin quiere decir que se acabó todo. Ha aparecido una mujer, que aunque muerta, si le llevó recuerdos e ilusion a Frank, y lo de niños e indios, no entra para nada en el relato, agradezco que quieras mas, la verdad es que me he sentido muy bien leyendo vuestros comentarios sobre el relato, gracias por estar ahi y besos

Arwen Anne dijo...

Gracias Martikka por estar ahí hasta el final, y no, no es un futuro malo, en realidad creo que el mejor futuro es el que está lleno de esperanza y en el que no estás sola en la vida, y en este relato, hay esperanzas para los dos, y ninguno está solo, gracias por estar ahi

carlos dijo...

La escena del diálogo que a traves de esas palabras,ese pensamiento en voz alta,mantenía él con aquella foto creo que fue lo que llenó de vida la estancia y la relación de ellos con aquel lugar.
Un relato donde la sencillez de sus momentos le dan la importancia que tienen sin necesidad de grandes efectos especiales.
Enhorabuena Arwen,un abrazo!

Arwen Anne dijo...

Hola Carlos, me alegro de que veas el relato de esa manera, la verdad es que en este quise que hablara la sencillez, el momento mas simple, lo mas pequeño...ya veo que has captado lo que quise, gracias por hacerlo y por tu enhorabuena, te lo agradezco

Didac Valmon dijo...

Pegarle un tiro a la soledad, como a la menda, me ha encantado esta frase...me ha gustado mucho!!

Arwen Anne dijo...

me alegro de que te haya gustado Didac, y de hayas estado ahí hasta el final

B. Miosi dijo...

Hola Arwen, he leído los capítulos que has colgado, pero creo que me perdí de lo anterior, pues no creo que sólo sean tres ¿o sí? en todo caso, no sería una novela, sino un cuento largo.

Pero lo que he leído me ha parecido interesante, en especial algunas frases como la que ya te han mencionado. ¿Hay algún correo donde te pueda escribir?

Besos,
Blanca

Arwen Anne dijo...

Hola Blanca, me alegro de que te haya gustado lo que has leido del relato, pues mira si te has perdido, y han sido 6 las entregas que te has perdido, pero no te preocupes, voy a poner una etiqueta y al igual que podeis encontrar rapidamente el repaso que hago del curso que estoy haciendo ahora, encontrareis las partes del relato.

Me alegro de saber de tí y ya te dejo mi correo:

maria24net@mixmail.com

cualquiera que lo desee tambien puede escribirme ahí vale?