miércoles, 3 de diciembre de 2008

Los personajes y nosotros

En mi novela los personajes están dando más vueltas que una noria, y es que no se ya ni por donde van, bueno, sí lo se, pero es increíble.

El protagonista empezó mostrándose muy inseguro, pero ahora no se parece en nada, y eso es lo que en parte también nos pasa a nosotros, que al principio empezamos a dar los pasitos con mucho miedo, con mucha cautela, pero luego, una vez tomamos el camino y sabemos que queremos y como hacerlo, ya no nos para nadie con una seguridad que no nos conocemos.

Y es que los personajes de nuestras historias, están también basados en la vida real. Y nunca mejor dicho, algunos sin que nosotros nos demos cuenta, son un fiel reflejo de nosotros mismos. Y al igual que nosotros vamos avanzando en nuestras vidas, en nuestra manera de hacer las cosas y de verlas, ellos también.

A veces nos miramos y vemos que hacemos cosas que antes no seríamos capaces de hacer, y a los personajes de nuestras historias, les pasa lo mismo.

A mí en el curso, me piden que en el ejercicio de este mes, definamos al protagonista, su caracterización, su dinámica, sus acciones, sus conflictos, sus cambios... y que hagamos lo mismo con el coprotagonista y también con los personajes secundarios, no es muy difícil, es más bien demasiado largo, pues hay muchos personajes secundarios, y al contrario de lo que pasa en otras historias, hay mas de un coprotagonista, pues existen tres.

Se que con este ejercicio me lo voy a pasar muy bien, y se que en cada uno pondré algo que es de mi forma de ser y mi forma de actuar, porque como ya he dicho, sin que nosotros, los escritores, los creadores de historias, nos demos cuenta, todos esos personajes tienen algo nuestro. Algo especial. Algo que les une a nosotros y que nos crea en conjunto una historia ficticia, pero muy basada en la realidad. Porque esos personajes, los hacemos reales.

14 comentarios:

Alicia. dijo...

Es bonito cuando creas un personaje y se vuelve real. Parece que puedas tocarlo. Porque en realidad, los personajes que creamos son puzzles compuestos de nuestras piezas, y de las de las personas de nuestro alrededor.

Arwen Anne dijo...

muy bien dicho alicia, puzzles compuestos de nuestras piezas y de las personas de nuestro alrededor, no lo había mirado así, pero la verdad es que es cierto, gracias por tu comentario y por pasarte, un beso

Proyecto de Escritora dijo...

Claro que nuestros personajes tienen parte de nosotros, (pues los hemos creado nosotros mismos), lo bueno es que evolucionen porque eso les da mas realismo.
Seguroq ue en el curso aprendes mucho y me parece interesante que nos cuentes tu experiencia en el, porque seguro que nos sirve a nosotros también. Gracias!

Un beso!

Arwen Anne dijo...

Gracias a ti proyecto por tu comentario, tus consejos, tu estar ahí, gracias.

Y mira, me has dado idea para una entrada nueva, así que la proxima entrada, especial para tí, estate atenta

un beso

Martikka dijo...

De los personajes hay mucho que hablar, pero a grandes rasgos, me parece que ellos existen. En otro plano de existencia, en otro mundo, si queréis, pero existen. ¿Acaso no los hemos creado? Así pues, existen. Y por eso se nos rebelan, se mueven a su antojo, nos hacen caso, evolucionan...

Lola Mariné dijo...

Todos los personajes tienen algo de nosotros, incluso los que no nos gustan pueden revelar esa parte oscura que todos llevamos dentro y que no reconoceriamos ni ante nostros mismos.

Arwen Anne dijo...

Tú lo has dicho Martikka, los hemos creado, luego existen y a veces nos hacen caso y otras no, la verdad es que a mi William...caso poquito, Max si me lo está haciendo, pero William...yo le llamo mi rey rebelde jajaja

Arwen Anne dijo...

Pues si Lola, todos tienen algo de nosotros, todos, desde el protagonistas, hasta el que solo sale, asoma la cabezita y desaparece sin mas, hasta ese tiene algo de nosotros, gracias por el comentario

carlos dijo...

Llego procedente del blog de Elena (P.de escritora) y tarde,porque ya había querido pasarme antes pero bueno finalmente me digo allá que voy :)
Y un lugar donde pasado,presente y futuro conviven merece la pena recorrerlo.Tal vez los personajes sean como especie de naves lanzaderas que viajan por las direcciones del tiempo realizando ese viaje que no podemos llevar a cabo.Aunque de poder el viaje que nunca haría sería hacia el futuro.
Prefiero esperar a que el venga,sin prisa por descubrirlo.

Felicidades por el blog.Un abrazo

Dark Angel dijo...

A mi algunos de mis personajes me llegan de las cronicas rojas de los periodicos... no puedo evitar pensar en la vida que tenia el tipo antes de ser desollado por la mujer... o la chica masacrada por su ex... en fin... cada final ajeno trae consigo una cadena de vivencias que me interesan.
excelente trabajo
saludos desde una lejana galaxia

Arwen Anne dijo...

Hola Carlos, encantada de tenerte como lector, y gracias por tus palabras. Un abrazo tambien para tí. Espero leerte mas veces

Arwen Anne dijo...

Hola Dark Angel, encantada de leerte tambien a tí, y si, tienes toda la razón, algunos de los personajes son sacados muchas veces de esas cronicas y pensamos en la vida que tendría esa persona antes de su desgracia o suceso, pero en la literatura, nos la podemos inventar libremente, y eso ya es una suerte, saludos tambien para tí y gracias por lo de excelente trabajo

PEPI dijo...

Los personajes toman vida en el momento en que no paras de pensar en ellos, cuando te acompañan a lo largo del día. Sin darte cuenta, les das un trocito de tu vida y de momentos que has vivido o has soñado.
Un abrazo

Arwen Anne dijo...

Pepi tu lo has dicho, sin darnos cuenta, pero es tan hermoso...gracias por tu comentario y por pasarte