miércoles, 10 de diciembre de 2008

Tren de reflexiones

Eso es lo que tengo hoy. Así que sin más preambulos, empiezo ya a dejar que pase el trenecito.

Hoy he estado en Sevilla registrando dos obras. Una de fotografías y otra de relato. La verdad es que siempre que voy a registrar, siempre me pasa lo mismo. Pienso si estoy haciendo bien o no, si de verdad vale la pena hacer eso o no vale la pena. No quiero decir registrar, digo de escribir sin conseguir ahora nada. Pero cuando pago y dejo allí los ejemplares, y tengo los papeles en mis manos...entonces la cosa cambia. No se que pasa, que todas las dudas pasan. Me siento una persona diferente. Confío en mí misma y en mis escritos. No se porque, la verdad, pero entre nosotros, tampoco me interesa saberlo.

En el blog de Teo, el de Maravillosa literatura, Teo ha contado que terminó su novela. Y me gustaría saber a mí cuando terminaré la mía. Tengo ganas, porque me gustaría ver ese fin puesto. Me encantaría verlo. Saber que se siente cuando lo terminas y sabes que es eso lo que querías escribir. Tener ese sentimiento dentro. Esa sensación de plenitud. Incluso tener ese vacío que ha dicho Teo le ha dejado el terminar. Tengo un poco de miedo el que eso pase, porque no se tampoco en que acabará, pero quiero sentirlo.

Referente al viaje de mañana, será mi primera obra de teatro que vea, realizada por profesionales. He visto un par de obras, pero eran de aficionados. Nunca de profesionales. Y me gustaría ver una. Mañana lo haré. Se que nunca seré profesional, siempre seré aficionada, pero me gusta el aplauso del público cuando terminas la obra. Me gusta estar en el escenario y sentir como mi cuerpo se queda sin alma y ya solo existe el personaje. Y quiero ver eso, pero hecho por gente que vive del teatro. Gracias actores y actrices que tienen un nombre en la historia del arte dramático.

Ayer estuve en las clases de teatro. En el taller, porque es un taller de teatro. El ejercicio era buenísimo. Me costó mucho hacerlo porque para mí es muy difícil aguantar la risa, pero era muy divertido. Trataba de inventarse un idioma y hacer como que hablábamos con los dioses. La verdad es que aquello nadie entendía nada. Pero era muy gracioso y te liberará de muchas tensiones. La verdad es que como he dicho, a mí a la primera no me salió. Fallé. Pero cuando lo repetimos e hicimos la improvisación, mi profesor me dijo que había estado de escenario, y la directora igual. De escenario. No se bien que significa, pero me encantó que me dijeran aquello. Me encantó porque me sentí feliz. Mientras actuaba, era como si otra persona actuara a través de mí. Cuando dejé el escenario, volví a ser yo. Y oir esas palabras me recofortaron tanto, que ni me importó la lluvia que me caió encima. Llevaba paragua, pero llovía tanto y hacía algo de viento, que terminé mojada. Casi media hora para llegar a casa, es para terminar empapada.

Y no olvidemos a William. Ese rey va a terminar conmigo. Yo no quiero que vaya a la batalla, no quiero que pelee, no quiero una guerra. En este momento de la novela. Pero él se empeña. Esta novela ha tomado vida propia y quiere conservarla. El rey este es un desastre. No obedece mis órdenes y eso que soy su creadora. Desde luego no es muy agradecido. Tal vez sea bueno que vaya a la guerra, pero yo no quiero. Una guerra puede matarle. Y no quiero. No quiero una guerra. Pero él se empeña una y otra vez. Me saca de quicio. Si no fuera rey le pegaba un cachete en el pompi, pero es rey y no puedo hacerlo. Espero que reflexione. Porque falta le hace.

Os habreis dado cuenta que mientras he estado escribiendo esto no he separado los párrafos. No es un descuido por mi parte, es simplemente que lo he hecho así porque he querido. Un párrafo tan solo para una cosa. No quería alargarme demasiado.

Aunque ahora os voy a pedir un favor. Un pequeñito.

Mañana tengo un viaje, ¿alguien me puede decir como evitar regresar del viaje con la sensación de naúseas en el estómago? Es que siempre que vengo de un viaje siempre me pasa. Y la verdad, lo paso fatal. Tengo la sensación de necesitar vomitar, y aunque he comido no parece que vaya a hacerlo. Por favor, que alguien me diga que puedo hacer. No me mareo durante el viaje, aunque cuando llego a casa...esa sensación tarda horas en dejarme.

20 comentarios:

anapedraza dijo...

¿Y por qué no vas a darle un cachete aunque sea rey? los que haga falta reina.

Con respecto a las náuseas, imagino que habrás visitado al médico y te habrán hecho analisis, etc. si no son nervios convendría que visitaras al estomatólogo, puede que tengas algún problema y los nervios te lo agravan.

Suerte mañana.

MIGUEL

(http://blog.iespana.es/anapedraza)

Arwen Anne dijo...

hola, bienvenidos a mi blog y gracias por los consejos.

La verdad es que las nauseas solo las tengo cuando regreso de los viajes, supongo que seran los nervios, no lo se.

Y respecto a William, unos cachetes son pocos, le daría de azotes maldito rey, pero le tengo tanto cariño y me esta llevando por senderos tan hermosos...que a veces creo que vendría mejor darle dos besos de pelicula.

Me pasare por vuestro blog

Didac Valmon dijo...

Lo de las nauseas ni idea, nunca me mareo así que no me lo he planteado.
Me gusta, una idea un párrafo...y sí siempre merece la pena escribir, algún día tendrá su fruto, no lo dudes

anapedraza dijo...

¡Gracias por el comentario! El sentimiento es mutuo, te he conocido a través de Didac y como me ha gustado por eso te he dejado un comentario. Nos seguiremos leyendo, hasta tu próximo post.

¡Nervios fuera!

MIGUEL

Thiago dijo...

Cari no dejes que el rey se te vaya de las manos, mejor una monarquía consitutcional que una absoluta, ajajaj
De la sensación del estómago no se que decirte, cari... ademas que esas cosas como dice Miguel mejor que lo consultes a un medico, jaja

bezos.

Martikka dijo...

Es raro lo de tus náuseas no durante sino después, pero igual mascando chicle se te pasa.
Lo de ir a registrar y pensar si vale la pena, ni lo dudes. Vale la pena. Hecho está, registrado está y un día u otro tus cosas encontrarán su camino.(Mira que me pasó a mi con una novela media olvidada...)
El teatro es maravilloso. Por suerte yo he disfrutado muchas veces de la sensación de tener a los actores cerca, oir sus voces, y dejarte llevar por esa distinta sensación que no provoca el cine.
Disfrútalo.

Arwen Anne dijo...

gracias didac por el comentario, y por supuesto por tu opinión, siempre es de agradecer esas cosas, y me gusta que sigais ahí

Arwen Anne dijo...

me parece perfecto Miguel, estaremos en contacto

Arwen Anne dijo...

Hola Thiago, tienes razón, mejor que mande yo a que mande él, haber si nos dejamos de pelear entre los dos, porque esto parece una relación de amor y odio.

Respecto al medico, pues mira voy a tener que ir, de lo que comi no me queda nada en el estomago y tampoco es que sea lo mas adecuado, asi que mañana me marcho para el medico, a ver si no me perjudica esto para el viaje a malaga, aunque viajar así...mejor me lo pienso dos veces

Arwen Anne dijo...

Hola Martikka, pues mira, si puedo ir de seguro que voy y que me lo pasaré genial, al menos eso intentaré, y lo de registrar pues no se porque me pasa, pero siempre me pasa y luego se me quita, no se, serán los nervios o yo que se, pero como tu has dicho registrado queda y algún día encontrarán su camino, gracias por tu comentario y por estar ahí

Menda dijo...

Sencillo:
COME TOMATES.

Arwen Anne dijo...

Tomate???????? nunca se me hubiera pasado por la cabeza...pero mira por intentarlo...gracias por el consejo

Lola Mariné dijo...

Arwen una pregunta sobre tus náuseas: ¿las tienes siempre que viajas o cuando vuelves a tu casa despues de un viaje?
Porque si es lo primero podrían ser nervios y tensión acumulada; si es lo segundo, podría ser rechazo a volver a tu ambiente habitual.

Arwen Anne dijo...

Pues Lola las tengo siempre que viajo y regreso a casa, siempre. No se salta ni una vez. Viaje del que vuelvo, nauseas que tengo.

Gracias por tu informacion

Oz Vega dijo...

A mi lo unico que me compone en los viajes es chupar limón... no se, algo que a pocos agrada pero me resulta muy reconfortante.
Por otro lado, la sensacion de plenitud es embriagadora. Estar contento con los resultados propios me parece que es de las mejores cosas que se pueden sentir... no es autocomplacencia, es conocimiento de que tu esfuerzo vale la pena y tu genialidad no tiene limites.
besitos

Arwen Anne dijo...

Hola Oz, encantada de verte por aquí, gracias por tu consejo y tienes razón, no es autocomplacencia, es saber el esfuerzo vale la pena.

Gracias por el comentario

Costarossa dijo...

Si las nauseas son por los nervios, pues tómate una pastilla de valeriana hacia el final de viaje o ena infusión entre camino si es posible. Ayuda mucho a calmar los nervios sin tener sueño como pasa con muchas pastillas. O vete a una tienda dietética, seguramente te aconsejarán algún remedio natural. ¿Qué medio de tranmsporte usas cuando te mareas? ¿O te pasa igual con cualquier transporte?

En cuanto al teatro y hablar idiomas inventadas, jajaja, me recuerda cuando eramos niñas, yo y mi hermana, y hablabamos mucho así, mi mamá siempre se reía y empezó a enseñarnos inglés para satisfacer la curiosidad que teníamos por idiomas. La verdad es que no salió mal, hice la carrera de profesora de idiomas y mi hermana de traductora. :)

La cosa de registrar tus obras, creo que está muy bien hacerlo. Saldrá o no algo de ellas, nunca se sabe, pero lo registras y tienes la mente traqnuila.

Por cierto, ¿vives cerca de Sevilla? Al final, es allí donde vamos en vez de Madrid. Tendremos sólo dos días, así que si me peudes aconsejar sobretodo sitios para comer o algún rincón escondido (porque por lo demás pensamos ver los monumentos más destacados con los cuales no necesitamos ayuda), te lo agradeceré mucho.

Arwen Anne dijo...

Hola Costarossa, gracias por el comentario, y me alegro de haberte hecho recordar buenos momentos, y me alegro que te hayas sacado la carrera y tu hermana también la suya, vaya dos hermanas con el idioma...jajjaja

respecto al viaje siempre voy o en autobús o en taxi, pero no me mareo, me queda la sensación de nauseas, menos mal que hoy han desaparecido, pero tengo otro viaje, asi que cuando vuelva...otra vez

Por lo de Sevilla...voy a ver que rincones ahi, porque vivo cerca pero la capital no la visito mucho y comer en sevilla nunca lo he hecho, pero si que hay un restaurante pequeño muy cerca de la estación de autobuses del prado, y es precioso, no recuerdo su nombre, pero...saliendo de la estación, encontrarás una plaza, pues frente a esa plaza, es un rinconcito precioso te lo aconsejo

Costarossa dijo...

Gracias, Arwen. :)

Arwen Anne dijo...

de nada costarossa, espero que te diviertas