jueves, 4 de diciembre de 2008

Repaso

Y sí, nunca mejor dicho, un repaso del cuerso de literatura que estoy haciendo. Seguro que algo de lo que yo aprendo, a vosotros os puede ir bien, y a mí me sirve para recordar. Esta idea me la dió ayer Proyecto de Escritora, del bloc del mismo nombre. Así que se lo debéis a ella.

Lo primero para escribir una novela es simplemente una cosa, tener clara la idea de lo que se va a contar. No vale ponerse a escribir un relato de amor para que luego termine convirtiéndose en un relato de guerra por ejemplo, el lector debe saber desde el principio que se quiere contar, o al menos que haya algo que indique sobre que va.

Después, hay que saber planear la historia. Saber o tener una idea de lo que va a suceder. Por ejemplo; en regreso al hogar yo sabía que el protagonista se iba a encontrar con su padre, esa era la idea, que se encontrara. Por supuesto no sabía como lo haría, pero sí que lo haría. Ese iba a ser el final de la historia. Encontrarse con él. Ya que viviera o no, era otra cosa, pero el centro de esa historia era ese, que regresara al hogar, pero el hogar pueden ser muchas cosas, en este caso, el padre.

Por supuesto los personajes tienen que tener una personalidad, una forma de ser particular y un nombre solo para ese personaje. Frank era el hijo, pues siendo el hijo, el padre, aunque se llamara también Frank, no podía ser como el hijo, el lector, debía saber a que Frank me refería ya fuera el padre o el hijo, pero debía saberlo sin que hiciera falta que yo lo indicara.

Y tiene que tener un punto de giro, algo que complicara la historia, la vida al personaje, que le llevara a actuar, y otro punto de giro que le llevara al final de la historia. Revés había de tener para que la historia se moviera.

Para quien no me entienda, y vuelvo con regreso al hogar que muchos habéis leido ya aquí. El primer punto de giro del relato es la soledad. El personaje está solo en la vida. A todos los ha perdido, a todos. Su mujer, su hijo, su abuelo, su hermano...ese punto de giro le obliga a actuar. El revés está en que Frank está débil, y durante el viaje enferma, la cosa se complica aún más. El segundo punto de giro está en la ciudad, el sheriff le dice que su padre está allí. La historia se encamina directa hacia su final. Frank se encuentra ya, obligatoriamente, con su padre. No hay revés, por lo que no hay excusa para que Bruce no vaya a ver a su hijo.

Por supuesto, y ya para terminar, que no quiero ser pesada y me parece que lo estoy siendo, hay que saber que lugar van a ocupar los personajes en la historia. Que lugar concreto. Por ejemplo; Frank empezó siendo el protagonista, pues luego, de golpe, no puede ser secundario. Debe seguir siendo el protagonista hasta el final de la historia. Y hay que saber cual es la historia secundaria. En el relato era Bruce. Pues Bruce debe seguir siendo el secundario hasta el final. Pero los personajes principales y secundarios no pueden aparecer al final del relato ó de la novela, para nada. Ese lugar se deja para pequeños personajes que aparecen hay porque sí, para tapar un hueco, para mover al personaje para darle cierta credibilidad. Esos personajes pueden aparecer en cualquier momento, porque aparecen y no hacen nada mas que una frase, una mirada, algo. Eso le da profundidad a la historia, pero nada más. Esos personajes deben tener un nombre, una función, pero ya está.

Y ya está por hoy, porque como ya he dicho, no quiero ser pesada. Así que si alguien se ha aburrido, que me perdone, prometo que la proxima entrada será mucho más interesante, pues si todo sigue como hasta ahora, vuelven Frank y Bruce.

14 comentarios:

Costarossa dijo...

No recuerdo ningún libro dónde el personaje principal perdiera el protagonismo pero tengo curiosidad de leer uno así. :) El efecto sería interesante. Pero no te lo digo para que arriesgues tu libro. :)

Arwen Anne dijo...

hola Costarossa, el efecto sería desastrozo, no es recomendable, porque se lía mucho la historia, y no necesita escritor hacer eso, la propia historia da sus vueltas, no hace falta, además, el protagonista, esta para eso, para ser el centro de la historia, para que se cuente la historia que pasa a su alrededor, otro día profundizo mas para que se entienda mejor, gracias por tu comentario

Thiago dijo...

CAri, no aburre, pq iba a hacerlo? En todo caso viene muy bien para contar cualquier cosas, sea una novela o sea un post... jaja Porque todo sigue siendo válido.

Bezos

Arwen Anne dijo...

Me alegro de que no te hayas aburrido Thiago, un beso

Lola Mariné dijo...

No eres pesada, al contrario, a tod@s nos viene bien este mini-taller literario.

Arwen Anne dijo...

Hola Lola, pues mira, si os viene bien, yo encantada de la vida, me alegro de que lo veas así

Alicia. dijo...

Muchas gracias por el mini-taller como dice Lola :)
besos!

Arwen Anne dijo...

De nada Alicia, gracias a tí por leerlo, besos

Dríada dijo...

No sé, pero no estoy de acuerdo en algunas cosas que dices.

Por ejemplo, eso del protagonista. Podría ser una historia entrelazada entre varios personajes y el protagonismo se pasara de unos a otros. No quiero decir que haya varios (protagonistas, que también, eso sí se suele hacer en novela) sino que digo que la historia va dando giros, cambios radicales. Y no es nada complicado si se sabe hacer bien.

Después eso de que se tiene que tener claro lo que sucede, eso sí estoy de acuerdo. Algunos escritores de prestigio hacen unos esquemas, unas notas, en donde apuntan cómo sucederá la historia. Otros dicen que eso no sirve para nada. Y yo siempre he dicho que lo mejor es improvisar, tener el tema claro (eso sí, porque si no es un caos) pero improvisar.

Respecto a los personajes esporádicos, yo creo que no deben aparecer necesariamente al final de la historia. Un personaje esporádico podría ser que apareciese a lo largo de la historia(sin necesidad de ser secundario -aunque podría llegar a convertirse presentando una evolución-) y también al final o no... o no sé.

Un post muy interesante. Me ha gustado este repaso ^^

Un abrazo, vuídate ;)

La Menda. dijo...

No eres pesada, al menos para mí. Mira niña, las críticas son como los culos, cada uno tiene el suyo.Si consideras que debes darle un enfoque diferente a la novela, sencillamente hazlo.

Arwen Anne dijo...

Hola Driada, me encanta tu comentario y como dices, eso del protagonista...habria que dedicarle una entrada especifica solo a eso, ya lo haré en su momento, gracias por leer y me alegro de que te resulte interesante, un abrazo tambien para ti

Arwen Anne dijo...

Hola Menda, me alegro de que estes por aqui, no, no voy a darle un enfoque diferente a la novela, pero me parecio interesante hacer un repaso del curso y de paso, que vosotros tambien leais eso, tal vez a alguien le puede resultar útil en algún momento

Proyecto de Escritora dijo...

Desde luego no eres pesada, personalmente te agradezco esta entrada porque además te lo pedí yo, así como para quejarme ahora, jeje. No, en serio, me parece muy interesante y crea debate. Yo pienso que una historia, desde que se te ocurre, no tiene porqué tener un final ya pensado, de hecho yo muchas veces según voy escribiendo, voy viendo lo que le va pasando al persona. Hay muchas formas y muy variadas de escribir. Es bueno tomar este tip de clases porque sabrán mas que nosotros pero también hay que saber ser críticos con lo que a lo mejor discrepamos.
Gracias por publicarla y esperamos nuevas entregas! por o menos yo!!

Un beso!!

Arwen Anne dijo...

Hola Proyecto, sabia que te pasarías y que te gustaría también, soy de tu misma opinión, como tu has dicho, espera nuevas entregas porque las hay y muchas, sobre diversos temas porque esto desde luego tiene muchos sitios por donde cogerlo. Muchas gracias por tu comentario y por estar ahí.

un beso