lunes, 15 de diciembre de 2008

Solo tenemos una cabeza

Y es cierto. Solo tenemos una cabeza y tenemos que tener tantas cosas en ella que a veces se nos olvidan algunos detalles. A mí me ha pasado. Se que me van a insultar por ello, pero bueno, yo el viernes estaba pensando en el sábado y además estaba liada con la lectura de mi novela para quitarle ya todos los errores definitivamente y no tocarla más hasta que alguna editorial me diga cuales son los fallos.

No es la primera vez que se me olvidan las cosas, como tampoco será la última. Pero si digo una cosa: me encantaría tener un ordenador en el cerebro en vez de lo que tengo. Son tantas cosas que no se por donde tirar.

Mucha gente, cuando te ven agobiada, solo dicen: tu tranquila, si no se llega no se llega... ah vale, muy bien, a mí me parece lógico, pero si no llego, me critican. A ver es que quedamos. Pues yo lo único que veo es llegar o llegar. Aunque entre vosotros y yo, ¿a que quién os dice que no pasa nada, que si no se llega no se llega, es precisamente quien no se ve afectado por ningún error que cometamos?

Desde luego, si lo digo yo. Los demás nunca van a estar conformes con nosotros, pero es que nosotros tampoco lo estamos. Al menos yo.

19 comentarios:

anapedraza dijo...

Te comprendo perfectamente Arwen Anne. A veces hay que respirar profundamente y contar hasta cien, es el único consejo que se me ocurre darte, que como verás es muy mal.

Por cierto, estamos pensando en poner a la niña Claudia, pero todavía no está cerrado.

¡Un abrazo muy fuerte!

MIGUEL

(http://blog.iespana.es/anapedraza)

Arwen Anne dijo...

Pues veras Miguel no creo que sea malo, porque antes de que llegue a los cien te digo que: me he olvidado de que me han dicho, no se el porque le doy vuelta a la cabeza, me quedo dormida y me olvido de contar.

Gracias por tu comentario y mira, Claudia es un nombre tambien muy bonito, pero tranquilo, que luego, cuando le veais la carita, seguro que decis: no hay nombre para esa carita tan bonita.

un abrazo

Thiago dijo...

A ver, yo creo que si, que tienes razón, pero cari que igual que no tienes un ordenador en la cabeza, la gente tampoco sabe siempreo como ayudar. No estamos preparados para hacerlo ni nos enseñan. No somos psicologos, y entonces la mayoría te lanza unas palabras que con buena fe, tratan de animarte o ayudarte. Luego la sociedad es a veces muy exigente y no te perdona los fallos pero tu tienes qu aprender a relativizarlos.

solo que todos somos muy amigos de despachar a la gente con un consejo archisabido y manido, que no simpre vael, pero eso no les quita la buena voluntad de ayudar.

Bezos.

Proyecto de Escritora dijo...

Pues yo de lo que me alegro es de tener solo una, porque imagínate como sería tener dos cabezas y tener que controlarlas! jaja.

Pero lo de acordarte de todo, estoy de acuerdo, que yo tengo muy mala memoria...

Besos!!

Rosa dijo...

Dicen que mal de muchos, consuelo de tontos.
Mi cabeza... igual o peor que la tuya.

Ánimo,que sóloo es una rachilla desmemoriada.

Un abrazo.

Arwen Anne dijo...

Por supuesto que no quita las ganas de ayudar Thiago, y gracias por tu comentario, pero yo me refería a que cualquiera se olvida de algo, pero hombre, no por eso luego te tienes que liar con la persona, también a ellos se les olvida, lo que pasa es que eso, luego, no se recuerda

Arwen Anne dijo...

dos cabezas...bueno, pensándolo bien...sería más trabajo y más cosas...si, es mejor tener una pero...no se yo, una es poco y dos demasiado...y tengo tan mala memoria, voy siempre tan corriendo que no miro la agenda, asi que como que tampoco me sirve eso...

gracias por pasarte y por tu comentario, un beso

Arwen Anne dijo...

Hola Rosa, eso espero, que sea eso, una rachilla de las cuales se pasan muy rápido, porque necesito estar al cien por cien, gracias por tu comentario

un beso

Thiago dijo...

Bueno, cari, veo que nos entendemos, finalmente, jaaja Y muchas gracias por tus siempre elogiosos comentarios en mi blgo que te gustan todos, eres mas maja que los euros, ajaj

Bezos

Arwen Anne dijo...

Como no nos vamos a entender Thiago? por supuesto que si hombre, y no me tienes que dar las gracias por los elogios que te eche en el blog, son la verdad. Tu si que eres mas majo que los billetes grandes de euros (los de 500 euros quiero decir)

♥♥♥ dijo...

A mi me pasa exactamente lo mismo. te comprendo perfecto. Uno se agobia mas por el hecho que sabemos de nuestras capacidades, y nos preocupa aun mas la percepcion que tenemos de uno mismo, por encima de lo que las personas piensan.

Menda dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Menda dijo...

Pues mira, sabes qué?
Ser inconformista nos incita a mejorar día a día, y eso, querida Arwen, para mí es prioritario.
Para tí, también.

Mil besos.

Arwen Anne dijo...

tienes razón barby, nos agobiamos precisamente por eso, porque nos preocupa lo que los demás piensen de nosotros, yo por lo menos tengo mucho miedo de lo que luego la gente vaya a pensar, y eso, la verdad, me agobia demasiado

Arwen Anne dijo...

Pues sí Menda, lo que pasa es que en ocasiones también es bueno ser complacientes y vernos de otro modo, o sea, ver las cosas desde los dos lados.

carlos dijo...

Y menos mal que solo tenemos una!
La mia es un desastre :) Bueno ella no,que intenta siempre ayudarme,soy yo el que no le hago caso :)
Pero es cierto que el mundo va cada vez mas veloz,o el no,nuestra sociedad.Y creo que nuestra cabeza no le gusta ir tan rápido sobre todo cuando se corre para llegar a ninguna parte.Aún no ha terminado el año y señalan juicios para el 2010;los mercados hacen estudios para el 15,los estudiantes temen a junio del 09,y cuando nos detenemos en el hoy?
Bueno demasiado tarde,ya es ayer.
No renuncies a ese momento de detener el mundo un instante.
Un abrazo!

Arwen Anne dijo...

Hola Carlos, es verdad eso que dices, hay tanta velocidad en esta sociedad que no tenemos tiempo de pensar en nada, que tenemos que ir a su velocidad y muchas veces es como si pedazos de nosotros se quedaran atrás perdidos en el tiempo, menos mal que solo son cosas, olvidos, no son parte de nuestro cuerpo

Costarossa dijo...

No sé, depende de qué y quién se trata. Si no se puede alcanzar las metas, primero hay que ver quien te las propone. Luego ves si puedes organizarte de otra manera para alcanzarlas, si necesitas ayuda, o si necesitas más tiempo tanto en esta tarea como en otras y buscas la explicacion por que no cuadra tu tiempo límite con él de la otra persona que te puso esta meta. Vas y hablas con ella explicando todo lo de arriba para hacerla entender que no puedes no porque no quieres o por la falta de gestión, y propones tus soluciones.

Contigo misma puedes hacer más o menos lo mismo, sólo que será más fácil. :)

Arwen Anne dijo...

Costarossa, tu lo has dicho, depende de que y de quien y de saber organizarte el tiempo, pero claro, vamos a la velocidad que vamos, que hasta pensar sale caro.

Gracias por tu comentario y me alegro de verte por aqui.

besos