martes, 2 de diciembre de 2008

el invierno


Ya se que es un titulo para una entrada un poco soso, pero...no se me ocurre otro. Tengo un frío de mil demonios, no consigo entrar en calor por mucho que me mueva, por mucha ropa que me ponga y mucha estufa que tenga. Estoy helada. Y aún no es invierno.

Pero he de reconocer que me gusta esta estación. Sí, pero a lo mal que lo paso. Pero me gusta. Me gusta eso de que oscurezca pronto, de que amanezca temprano, me gusta eso de que haga frío al levantarse de la cama...y la verdad es que no se porque. Me cuesta muchísimo levantarme, pero me gusta esa sensación de calor que dan las mantas, la estufa...me gusta eso de ponerme a escuchar música al calor de la estufa, de ponerme a escribir mientras fuera cae la lluvia y me deja oler, tras la ventana la tierra mojada. Me gusta cuando están las nueves oscuras y el cielo claro lucha por poseer el todo el cielo.

Eso me gusta. Y me gusta tomarme un chocolate bien caliente mientras veo una buena pelicula. Y abrigarme para ir al teatro y poder ver como al ir el sol se despide hasta el día siguiente, como atardece mientras yo me dirigo allí, y me gusta cuando salgo y la luna está ahí mostrándose hermosa como la que más.

Esta semana no tenemos teatro, pero el martes día 9 sí. Aún, así, yo me asomo a la ventana para ver el atardecer y me gusta ver la luna. Y el cielo como llena de blancas nubes...

No me pregunteis porque, pero, pese a pasarlo fatal, al frío y a la sensación de que nunca entro en calor, y al tener las manos tan heladas que en ocasiones no puedo ni coger el boli o escribir en el ordenador...cuando me fijo en las cosas que me gustan...el resto es solo un grano de arena en el mar.

Y por supuesto, me encanta que nieve. Me encanta que el manto blanco lo cubra todo. Aquí no suele nevar, pero cuando cae algo, me encanta mirar el campo y verlo blanco inmaculado, es como si todo lo malo de este mundo, diese paso a la bondad que en realidad reside en todos los corazones. Me podeis llamar como querais, pero me encanta la nieve.

10 comentarios:

Lola Mariné dijo...

A mi tambien me gusta ese invierno que describes, el de "vuelve a casa por Navidad" jeje...pero con calorcito, a mi el frio me deprime, pero si voy bien abrigada no me importa; la nieve, la lluvia afuera, un café caliente...ideal.

Arwen Anne dijo...

Vaya Lola, parece que no tenemos unos gustos tan distintos, me alegro de verte por aqui

Martikka dijo...

A mi también me gusta el invierno y el otono, con las hojas caídas. Ahora los alrededores de mi casa están alfombrados de hojas ocres y marrones. Con la calefacción en casa no hay problema, pero a veces me acuesto pensando en que mientras yo me estoy tapando con mi edredón nórdico, otros, en la ciudad duermen en los cajeros automáticos y bajo los puentes, calentándose en hogueras improvisadas....

Arwen Anne dijo...

La verdad es que si se piensa en esas personas que no tienen un hogar calentito donde pasar el invierno, una se pone triste, y le quita magia a esta estación, pero mira, mirándolo por este lado, por el lado nuestro, está genial, aunque si miramos hacia otro...

La Menda. dijo...

Pues mira, querida Arwen, resulta que yo también adoro el invierno. Yo vivo en Canarias, y obviamente no tenemos estaciones tan crudas como vosotras, pero, cuando llega un poquito de frío, viento y lluvia, suelo ser más feliz.

Arwen Anne dijo...

jajaj hola Menda, la verdad es que aqui en Andalucía el invierno no es tan crudo, pero vaya yo suelo sentir pronto el frio, lo que pasa es que esta estación tambien tiene sus cosas buenas, como todas, y esta me gusta mucho, gracias por tu comentario

Didac Valmon dijo...

yo soy completamente invernal, la verdad es que donde esté el señor invierno que se quite lo demás. Me gusta sentir el frío en la cara y tener el cuerpo caliente y esas cosas.

Thiago dijo...

Ayer eran muchos los blogs hablando del frí. A mi no me gusta en invierno, yo adoro el verano y el calorcito y el agua y los baños,jajaj pero bueno. Y la nieve es muy bonita para una postal, pero luego en la ciudad como Madrid, cuando nieva es un caos y se queda todo como con un hielo grisaceo que es sucio y peligroso,jaja

Asi que nada, mejor el sol. Bezos

Arwen Anne dijo...

Didac, a mi tambien me gusta sentir el frio en la cara, sobre todo cuando llevas andando media hora cuesta arriba y vienes cargada, en ese caso, el frío y el aire no veas lo bien que viene, aunque eso sí, que no de el aire en la cara que si no casi no puedo respirar

Arwen Anne dijo...

Thiago, el verano es mejor para muchas cosas, pero desde luego para mí, a pesar de todo, me viene mejor el frio, pero vaya que cada estacion tiene sus cosas buenas y sus cosas malas