martes, 20 de enero de 2009

Los personajes y sus cosas



A mí me resulta peculiar como los personajes cuentan sus historias y como nos las muestran. La verdad es que resulta, cuanto menos, curioso y hasta original.

Frank por ejemplo, apareció por primera vez en un relato al cual yo no le auguraba futuro alguno, pero que resultó que tuvo muy buena acogida por parte de todos los que leistes la historia, lo que aún no la habéis leido podeis hacerlo en las etiquetas, pulsando sobre Regreso al hogar. Pero ahora, este personaje ha cambiado. Y lo ha hecho de una manera tan sutil que casi no me he dado cuenta. Me está contando su historia desde el principio, y hasta me está presentando a su madre y a su padre. Desgraciadamente, su madre, Catherine, murió al nacer él, por lo que tan solo me puede contar lo que su padre le ha transmitido.

Pero esta historia a mí la verdad es que me gusta. Llevo pocas páginas y estoy deseando de que el nazca, me parece que tengo casi tantas ganas como la madre que lo siente en su vientre. Y es que se, que cuando nazca, la cosa va a cambiar, pues me contará su vida tal y como él la ha vivido, no como otra persona se la contado, y me parece algo muy interesante.

Por otro lado, está Ana. La pobre se ha tenido que quedar atrás a la espera de que Frank termine de redactar su historia, pero no se rinde. Y aquí, es cuando le puedo contestar a Juan, quien me dejó un comentario muy interesante en la entrada del cuentacuentos. Ana me contó, me dejó ver y sentir lo que ella vía y sentía con las flores, pero no me permitió continuar, tal vez porque sabe que no es su momento, ó tal vez, porque sus intenciones son otras. No lo se muy bien, ella va por libre, yo no la llevo, cierto que escribo lo que ella me muestra, pero no puedo en ningún momento saber que me va a seguir mostrando. El cuentacuentos se quedó ahí porque Ana no me mostró más nada y a mí, me resultó muy curioso. Creí que ella me contaría más, pero seguro que se está resguardando para otra ocasión.

Los personajes eligen como quieren que se cuenten sus historias, y yo solo las escribo, aunque también las siento, y no me puedo sentir más feliz ni más en paz, que cuando dejo la historia que tome su rumbo y yo solo escribo. A veces tengo que corregir mucho para darle forma, otras no tengo nada que hacerle, pero siempre me siento bien y he de confesar, que también orgullosa de lo que sale, porque se que los personajes son interesantes y que sus historias son dignas de contarse.

No voy a negar que yo quería seguir con la historia de Ana antes que con la de Frank, pero tampoco puedo negar, que me encanta escribir la historia de este hombre en un mundo lleno de peligros, y donde jamás dejó de ser aquel que miraba al futuro con optimismo.

22 comentarios:

Thiago dijo...

Cari, tu blog ya parece un blog colectivo en vez de uno personal. me encanta que cada uno cuente su historia pero respete su turno para hacerlo, jajaj.

Bueno, pues nada, qudamos a la espera a ver que nos cuentan, que estamos todos con el alma en vilo. Bueno, yo, pq yo en cambio no tengo como tu personajes con nombre propio, ajaj Y es que ya sabes que yo no me veo capaz de escribir un novela...

Bezos.

Stanley Kowalski dijo...

Sos la responsable de aumentar mi ansiedad, que no es poca. Cuándo sigue?????

Besos.

anapedraza dijo...

Yo estoy enganchado con tus personajes. Por cierto, que por lo que parece dan para contar varias historias.

Bueno, quedo impaciente con la continuación.

No quiero despedirme sin decirte que la reflexión que me has hecho hoy me ha gustado mucho.

¡Un beso!

MIGUEL

Arwen Anne dijo...

Hola Thiago, gracias por el comentario y por tus palabras. Es verdad, cada uno de los personajes respeta su lugar y eso es una ventaja y es de agradecer. Y no te preocupes, si no puedes escribir una novela, puedes leerla, que eso también es muy importante.

besos

Arwen Anne dijo...

Tranquilo, seguro que antes de lo que tú crees continua, gracias por estar ahí

besos

Arwen Anne dijo...

Hola Miguel, me alegro de que estés enganchado, esa es una noticia muy agradable para mí, y pronto continuará, no te preocupes.

Me alegro de que te haya gustado la reflexión que te he dejado en el blog

besos

Martikka dijo...

¿Elegimos a los personajes? ¿Nos eligen a nosotros para contar una determinada historia? ¿Por qué llevamos dentro unas historias y otras no?
No nos queda más remedio que oír esa vocecita interior que nos dicta y escribir. Escribir y escribir y escribir!

conxa dijo...

Es curioso como planteas que los personajes son los que se entregan a tí.

Bueno, estaré a la espera de los que nos cuentan.

Lola Mariné dijo...

Me encanta comprobar con que entusiasmo vives tu faceta de escritora. No te desanimes nunca.

Maribel dijo...

Arwen, cuánto daría yo por que los personajes me hablaran como a ti, llevo días queriendo retomar una novela y mis personajes están un poco ausentes, no colaboran nada conmigo, aunque de esta noche no pasa, los voy a hacer hablar, ya verás.

Un abrazo.

Rosa dijo...

Arwenn... sigue escribiendo y escuchando a tus personajes.,
No será que ellos te han elegido a ti?....

Un beso

ilegìtiMas dijo...

yo no me bancaba a vittorio de ann rice ahora entendi...
su ira y todo el entornes lo clasico al primer ojo no gusta por eso hay q meterse mas adentro pàra sacar todo la luz y comprender mejor

LETRAWEB dijo...

Tienes mucha razón en lo que dices. Ellos cuentan su historia, toman vida propia. Nosotros solo las seguimos haciendo de sus caminos, el nuestro.

Besos
Bye bye

Javier Márquez Sánchez dijo...

Es genial cómo los personajes van cobrando vida y se escapan de tus manos. Es una sensación fabulosa. Es como tener un hijo. Tú creas al personaje con unas pinceladas base, y él va creciendo, va buscando su lugar en la historia y dando forma a su personalidad... Es la magia de la escritura

Arwen Anne dijo...

Tú lo has dicho Martikka, oir esa vocecilla y escribir, escribir y escribir... y qué sensación tan placentera...

besos

Arwen Anne dijo...

Hola Conxa, seguro que cuentan algo más para vosotros muy prontito

un beso

Arwen Anne dijo...

Lola, intentare no desanimarme nunca, porque la verdad es que sin esto no soy nadie, al menos, comprobarlo no quiero

besos

Arwen Anne dijo...

Hola Maribel, pues mira, yo creo que la mejor manera es no forzarlos y escuchar, no hay otra, no los fuerces, pero demuestrales que estas dispuesta a escuchar, seguro que te ira genial

besos

Arwen Anne dijo...

Rosa, supoongo que será eso, ellos me habrán elegido a mí, la verdad es que no lo se, pero me encanta

besos

Arwen Anne dijo...

ú lo has dicho ilegitimas, hay que meterse muy dentro y escuchar para entender mejor

besos

Arwen Anne dijo...

Nada que añadir letraweb, mas claro no se puede decir

besos

Arwen Anne dijo...

Una magia encantadora Javier, de lo más hermosa, y de lo más placentera

besos