sábado, 24 de enero de 2009

La imaginación

Es increíbel como muchas veces decimos que una persona tiene mucha imaginación, pero nunca nos paramos a pensar en ella. Y es cierto, la imaginación es algo que a nadie le falta. Todos tenemos, ya nos dediquemos a la literatura, a la música, al teatro... a lo que sea.

Yo ahora me pongo a pensar muchas veces en mi primera novela. La verdad es que tuve imaginación para escribirla. Y no porque yo sea la autora, si no porque además, su tema es distinto al resto y al mismo tiempo, es el mismo. En la Edad Media había guerras, había traiciones, había saqueos, había muerte... enfermedades... pero William es distinto. Tiene todo eso, pero unas ansias de paz y de conseguir la justicia que no lo hace siempre por la espada, en ocasiones consigue sus propósitos gracias a los hechos, a su manera de vivir la vida, de ayudar a los demás y de querer la paz. Yo no he leido aún una historia similar a la de William. Se que hay muchos libros que tratan de esa etapa de la historia, pero de ese modo aún no la he leído. Supongo que será porque es una historia que yo siempre quise leer, ó porque William es distinto en sí mismo. No lo se.

La verdad es que a veces me pregunto de donde nos viene la imaginació. ¿De las musas? ¿De nuestros deseos? ¿De los personajes? ¿De la vida misma? Yo no se de donde viene, solo se que gracias a ella hacemos lo que hacemos, y que gracias a ella, hoy estoy escribiendo esta entrada. Ignoro si la imaginación me abandonará en algún momento. Yo desde luego espero que no, sin ella... ¿Cómo escribiría?

23 comentarios:

sempiterna dijo...

No te va a abandonar nunca. Tú has llegado a conectar con ella, a utilizarla y en mi opinión es algo que se va ejercitando. Así que irá a más.

Las musas, inspiración o como queramos llamarlo deben estar latente en todos nosotros, sólo hay que encontrar la mejor manera de expresar lo que queremos decir y sentimos, con literatura, con pintura, escultura o juegos de luz en un edificio,... Sea como sea, una vez que nos encontramos cara a cara, es una amiga fiel. Al menos eso espero, Arwen.

Besito.

Martikka dijo...

La inspiración existe, pero ha de encontrarnos trabajando...como dijo Picasso.

¿Por qué tu historia es diferente? ¿Por qué la mía -de mi novela actual- también lo es? Quizás contactamos con otros aspectos aún no tratados, quizás tenemos formas diferentes de ver las cosas.

Porque en eso consiste la creación: ver las cosas de manera diferente y plasmarlas. (Como el profesor Kitting de 'El club de los poetas muertos', cuando se subió a la mesa y dijo a sus alumnos que vieran las cosas desde otra perspectiva.

Besos! (Y ahora vuelvo a seguir estudiando otro poquito, que me disperso)

TitoCarlos dijo...

Dicen que en cada novela hay un dato biográfico del autor. Si no se detecta en el narrador, que a veces también se crea, se detecta en alguno de los personajes.
Eco decía que quería matar un monje, y se le fué la mano. Creo que tenemos una idea y la desarrollamos en una historia, la escribimos y nos plasmamos en ella.

Stanley Kowalski dijo...

Desde mi humilde opinión la imaginación viene de nosotros mismos, de nuestras vivencias, de nuestros sueños. A veces recurrimos a ella facilmente y otras nos cuesta un poco mas. Pero si de algo podés estar tranquila, es que la imaginación jamás te va a abandonar, no es un marido.

Te mando un beso enorme y buen finde.

Maribel dijo...

Que no nos falte la imaginación, Arwen, o la inspiración, que quizás sea lo mismo. ¿De dónde viene? Hay veces que tenemos ideas muy claras que queremos desarrollar y otras surge así de pronto, como un estornudo, y debemos aprovecharla. Ya me gustaría a mí tener imaginación sobre la Edad Media pero me desenvuelvo mejor en la Era Moderna.

Un abrazo.

B. Miosi dijo...

La imaginación es lo que nos diferencia del resto de los seres vivientes. Einstein decía que si no fuese por su imaginación nunca hubiese llegado a plantear sus famosas teorías, así que ahí tienes: sin ella ni siquiera se hubiera inventado la escritura.
Una vez que la echas a correr es imposible de parar.

Un abrazo, linda,
Blanca

Menda dijo...

Y que lo digas,pero............me da que lo que te sobra es talento e imaginación,guapa.

Mil besos, que ando liadísima ( estudiando) pero nunca me olvido de pasar por estos lares.

Lola Mariné dijo...

Imaginación tenemos tod@s, pero hay que saber expresarla de una forma creativa y diferente a como lo han hecho otr@s. Y ahi es donde entra el mundo personal de cada artista, y a veces, la genialidad.

Arwen Anne dijo...

yo tambien creo que es una fiel amiga, y sí, se va ejercitando.

Gracias por tu comentario y espero que a tí tampoco te abandone nunca

besos

Arwen Anne dijo...

A mi la verdad es que me encuentra trabajado y sin trabajar también, la tengo a mi lado todo elempo y es algo que agradezco.

Gracias por tu comentario

besos

Arwen Anne dijo...

bienvenido tito carlos, un gustazo verte por aquí, espero que nos leamos a menudo

gracias por tu comentario

besos

Arwen Anne dijo...

hola stanley, gracias por tu comentario y me ha hecho gracia eso de que no es mi marido jajjaja hombre, cuando me case no quiero que el me abandone, pero vaya, es una buena manera de decirlo, gracias

besos

Arwen Anne dijo...

Hola maribel, gracias por el comentario y no te preocupes, edad media, edad moderna... no creas que hay tanta diferencia, en el fondo, los problemas vienen a ser lo mismo

besos

Arwen Anne dijo...

eso si que es algo imposible... parar la imaginación... pero es genial tenerla

gracias por el comentario y besos

Arwen Anne dijo...

Menda, mil gracias por pasarte y mucha suerte con los estudios. En lo que me sobra es imaginación no te digo que no, pero talento... de eso no estoy segura, aunque no soy yo quien ha de decir si tengo talento ó no

besos

Arwen Anne dijo...

Hola lola, me alegro verte por aquí, gracias por el comentario

besos

Arwen Anne dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Manuel dijo...

La imaginación es lo que queda de nuestra niñez. Sin ella aún seríamos autralopitecus. Como muchas cosas incuantificables, no tiene precio. Se alimenta de sueños y posiblemente de humor. El el hilo con el que se confecciona el tejido de las historias con la que se viste el escritor. Y tiene la grandeza de emocionar al lector.
William es distinto por que se nutre de tu imaginación. Tu imaginación da vida, es vida.

anapedraza dijo...

¡Hola Arwen Anne!

Vaya pregunta, yo creo que vienen de las musas porque algo romántico soy. Estate tranquila, la imaginación no te abandonará, lo que pasa es que habrá momentos que estarás mejor o peor.

Un abrazote.

MIGUEL

Oz Vega dijo...

Yo me peleo con las musas muy a menudo... y me dejan solito... pero me gusta verlas regresar con fuerza y con mas ganas que nunca
besitos

Oz Vega dijo...

Yo me peleo con las musas muy a menudo... y me dejan solito... pero me gusta verlas regresar con fuerza y con mas ganas que nunca
besitos

Arwen Anne dijo...

gracias manuel, miguel y oz por vuestros comentarios y opor pasaros

un beso para los tres

Costarossa dijo...

Me ha gustado lo que dijiste: que has escrito la historía de William de tu manera porque nunca la has leído antes y es cómo de gustaría una historía. :) Es como el chiste de los empresarios enviados a la África para vender zapatos. Uno informa que el viaje ha sido inútil porque allí todo el mundo va descalzo, y el otro que es un chollo, que nadie lleva zapatos y hay posibilidades enormes para el negocio.

Así somos nosotros. Muchas veces pensamos que si algo aún no existe es porque a nadie le interesa, pero hay otra clase de gente, como tú, quien piensa que hay que llenar este hueco.

Y recuerda que hay gente que con muy poca imaginación. Yo sé ejercer pero no sé crear. :) :(