jueves, 20 de noviembre de 2008

Regreso al hogar 6 (fin)


Bruce entró en la habitación. No podía creer lo que sus ojos vían. Allí estaba su hijo. Frank se levantó. Los dos, padre e hijos, se saludaron con una ligera sonrisa y se abrazaron, aunque Bruce estaba tan emocionado que no soltaba a su hijo. Para él, que moriría solo en su rancho, solo, con el recuerdo de lo que pudo ser y no fue.

-¿Qué te pasa?,- Bruce se dio cuenta de que su hijo no se encontraba bien, pues al tocarle la frente, en una caricia para comprobar que ciertamente era su hijo, pues no lo creía, notó que le ardía y que su hijo temblaba.

-Enfermé durante la epidemia. El médico me aconsejó venir. Estaba muy débil y podía volver a coger la enfermedad. No sobrevivía. Mi abuelo y mi mujer, y mi hijo…-Frank se echó a llorar angustiado y abrazándose a su padre siguió hablando.- Mi niño murió en mis brazos… Pero tú has perdido un hijo y no quiero que pierdas a otro. El dolor es enorme. Pérdoname por matar a Aaron. Por favor.

-Tú no apretaste el gatillo del arma que me arrebató a mi hijo pequeño. Tú no lo hiciste. Y no quiero que te culpes por ello. -Bruce miro fíjamente a los ojos de su hijo, que vertían tristes lágrimas de desconsuelo. -Ahora hazme caso. ¿Vale? Estoy contigo, y te voy a ayudar, pero necesito que hagas lo que yo te diga. Como has dicho, el dolor de perder a un hijo es... no hay palabras. Así que no hagas que te pierda.

Frank se comenzó a relajar y dejando que su padre le ayudase a acostarse, comenzó a sentir una paz en su interior que hacía ya 9 meses no sentía. No la sintió desde que tuvo por primera vez a su pequeño en sus brazos. Arropado por su padre y con la seguridad de no estar solo, Frank se quedó dormido.

Bruce, acariciaba a su hijo. No le importaba que tuviera la edad que tuviera, si él había sufrido con la muerte de Aaron y con su soledad...¿cúanto había sufrido y seguía sufriendo ese hijo con tanta muerte a sus espaldas, habiendo hecho siempre lo que creía más correcto para su familia...?

-Bienvenido a casa, bienvenido.-Bruce le susurró al oído, y dándole un beso en la frente, se alegró de que la fiebre empezase a dejar el cuerpo de Frank. Le tenía allí, su hijo había regresado. Juntos estarían hasta el final.

Siempre juntos.

10 comentarios:

Didac Valmón dijo...

Me encanta el final abierto que has dejado, genial el relato, me ha encantado.

Arwen Anne dijo...

gracia didac por estar ahí hasta el final del relato, has tenido una paciencia infinita, gracias y me alegro de que te haya gustado

Lola Mariné dijo...

Bueno, parece que acaba bien...mas o menos, porque con ese final el desenlace queda abierto.

Arwen Anne dijo...

pues si Lola, pero al menos él en su casa y con su padre, o sea, que mejor que comenzó afortunadamente, porque mi intención no era esa, en mi primer final, Frank moría en manos de su padre, me parece que este final le viene mejor

Halatriste dijo...

Triste, evocador, con un tono de incertidumbre me ha gustado.

Sobre todo como dice Didac el inal abierto.

Arwen Anne dijo...

me alegro de que os haya gustado el relato, y que hayas podido aguantar hasta el final, gracias

Thiago dijo...

Bueno, yo creo que es mejor así, la figura paterna se presenta como algo mítico, como la salvación, como el fin último de nuestra búsqueda incesante.

el regreso acogedor al hogar se coniverte a´si en metafora del utero materno... La vuelta como fin del viaje...


Cari, no se, todo eso me ha sugerido a mi, claro, jajaj

Bezos

Arwen Anne dijo...

thiago, ahi que ver lo profundo que eres a veces, me has sorprendido, de verdad

gracias por estar ahí hasta el final del relato

Martikka dijo...

Pensaba que harías un final cerrado, pues había imaginado tu primer final, pero veo que no. Más esperanzador nos deja con mejor sabor de boca.
Por cierto, este relato puede darte mucho juego, pues podrías hacerlo más largo e incluso una novela. Ya lo estoy viendo crecer.

¡Saludos!

Arwen Anne dijo...

Gracias Martikka por tu comentario, la verdad es que yo también lo he pensado, podría dar muchísimo juego. Gracias por estar ahí hasta el final.