domingo, 30 de noviembre de 2008

Mi doble post

Bueno, ante todo mostraros la imagen que a tod@s nos ha regalado Thiago, desde luego, muy acertada para la fecha de mañana, el día mundial contra el Sida. Genial imagen Thiago.



Y como hoy voy a tener uno de esos días liosos en los cuales no voy a saber donde acudir, voy a presentaros ya a William. A la encuesta le quedan 4 horas de vida, yo me voy a adelantar, porque como ya he dicho, como que no voy a estar hoy mucho por los blogs debido al día tan ajetreado que va a ser para mí, y eso que es Domingo, pero nada, ni por Domingo ni por nada. No me libro.

Esta imagen es la William. Se le ve como una niña, pero en realidad es un chico, lo que sucede que lo he puesto aquí mas bien jovenzuelo, como su espíritu, aunque llegó a ser un Rey muy joven también. El motivo de su peinado lo descubriréis en la novela, pero adelanto que fue culpa de su padre quien le hizo un corte en el ojo con su espada. También esa cara era motivo para que él creyera que nadie le tenía en cuenta, cuando todos le temían, pues su sabiduría e inteligencia, además de su espada e incluso, su arco, le hacían el peor enemigo, y el mejor amigo.



Presentándolo un poco brevemente, puedo deciros que este joven, fue abandonado por su madre, porque no nació cuando debía hacerlo. Los sueños de su madre eran ser Reina y no era nada mas que una campesina. El niño fue años después recogido por un Rey que le nombró Heredero de su reino. La madre de William, le empezó a buscar. Ahí empieza toda la trama. Traiciones, ataques, guerras, secuestros, torturas... pero William nunca se rinde e incluso reune a todos sus hermanos. Por supuesto descubre sus verdaderas raíces y descubre que es Príncipe de otro reino porque su padre renunció al trono por amor, pero su tío no renunció jamás a sus sobrinos, y al no tener descendencia, y conociendo a William, a quien no le cuenta nada hasta no estar seguro de que su sobrino está preparado para saber toda la verdad, le nombra a este su Heredero. El joven Príncipe, entonces, toma la corona de su tío y de su padrastro, pues su madre aún sin estar divorciada ni viuda, se vuelve a casar, quien se la cedé orgulloso de ello. Claro que en toda esta historia, William no está solo. Los Reyes que le acogieron cuando pequeño siempre le apoyan y uno de sus hermanos, se convierte en su mejor amigo, ayudándole en todo momento y permitiendo que su vida continue adelante, así como demostrándole que no está solo, que siempre hay alguien a su lado, que alguien le comprende, se interesa por el y no solo por el Príncipe.

Hay que destacar también, que en esta historia, los reinos son ficticios, y también los nombres, pero no así el lugar. El terreno en el cual he basado la historia existió y existe, así como también el monasterio donde el niño fue dejado.

Esta historia tiene un final feliz, aunque a veces, da la impresión de que no es así. Hay amor, porque William, entre todo el lio de reinos, de madre, de traiciones y todo eso, se enamora. Como también lo hace su hermano pequeño y mejor amigo.

William es valiente, decidido, fuerte, orgulloso de quien es y amigo de la paz, pero también es muy retraido para consigo mismo, no se ve muy capaz de hacer las cosas que tiene que hacer, y es demasiado confiado. Muy contrario a su hermana, pues tiene una, y de vital importancia para el final de la historia. Esta, se muestra débil, pequeña no solo en edad y cuerpo, tranquila y con poca sabiduría, pero en el fondo, cuando nadie sabe que hacer, hay está ella, tomando las principales decisiones, eligiendo los momentos adecuados y sacando a la verdadera persona que lleva dentro.

A grandes rasgos esta es la novela. A medida que vayan saliendo noticias de ella, os iré comentando.

11 comentarios:

Thiago dijo...

Bueno, cari, gracias, creo que hoy tenemos que estar todos unidos...

y gracias por regalarnos tu telento, ahora estmos todos pendiente de tu novela...

Bezos

Halatriste dijo...

Willian encantado, yo soy Halatriste.

El personaje lleva una vidita que vaya tela, pero si al final acaba bien, yo me alegro.

Didac Valmon dijo...

Es un placer conocer a Willian, aunque ahora claro, me pones las ganas de conocerlo más jajaja.
Espero que crezca este personaje y se desarrolle...en tus manos tiene un enorme futuro

La Menda. dijo...

Oleee, novela nueva,!!!!!!!!!!!

Martikka dijo...

Pues ya ya tengo ganas de leer el primer capítulo....!!

Arwen Anne dijo...

Hola Thiago, eso es precisamente lo que quiero, que esteis ahi pendientes de ella y que os llame la atencion, me alegro de verte por aqui, besos

Arwen Anne dijo...

Hola Halatriste, William está también encantado de conocerte.

Y sí, la vida que lleva no es nada fácil, pero al final acabará bien, al menos eso espero yo

Arwen Anne dijo...

Hola Didac, me alegra que te guste conocer a mi personaje, yo también espero que crezca y se desarrolle, que ha crecido en cuerpo pero en espiritu...está ahí algo paradito.

Respecto a lo que en mis manos tiene un enorme futuro yo lo dudo, lo que si tiene es toda mi atención para que llegue a buen final

Arwen Anne dijo...

Hola Menda, pues si, novela, novelita, esperemos que pronto este en la calle y que se de a conocer a mucha gente, gracias por pasarte

Arwen Anne dijo...

jajjaja Martikka has tenido la reaccion que yo creía que ibas a tener, pero tranquila mujer, que seguro que estará en la calle pronto, eso es lo que yo quiero creer

anapedraza dijo...

Que pena no haberte conocido antes, de este modo hubiera conocido antes a Willian.

MIGUEL