lunes, 17 de noviembre de 2008

Regreso al hogar 3


-Frank, ha llegado una carta.- El criado se la entregó en mano.

Frank sintió un estremecimiento. Si a su padre le pasaba algo...el abrecartas que le servía para abrir aquella carta, sería el billete para estar con su familia y poder ver a su hijo. Su hijo. Necesitaba los abrazos y besos de su esposa. Los consejos de su abuelo. La gracia de su hermano...necesitaba...la mirada, la sonrisa, la ternura de su hijo. Su hijo.

La carta era de su padre. De repente, sin saber siquiera que ponía, sonrió débilmente. Incluso en la lejanía, unas letras bastaban para que su corazón no se sintiese tan solo. Pobre de aquel hombre que vivía en el campo, con dinero, con gente que le respetaba trabajando para él... pero cuyas ilusiones para con sus hijos no se vieron cumplidas, ni se verían jamás.

-Saca un billete Steven. Regreso a mi casa.

Frank se sentó en el escritorio. No miró las fotografías, pero estaban allí. Una era de su madre que murió al nacer él. La otra era de su abuelo, y la otra, de su esposa con su hijo. Por primera vez, su pensamiento, su mirada, sus actos, no eran para refugiarse en el pasado. Por primera vez, tenía otros planes. La letra de la carta, era de su padre.

Virginia, octubre 1, 1918
Querido hijo Frank.
Hace cuatro semanas que no se nada de ti. Normalmente tardan dos semanas en llegarme tus cartas. Tal vez solo sea que estás muy ocupado, pero no puedo evitar preocuparme por ti y tu familia. Ha sabido que hay una epidemia, y hay mucho miedo por ella. Espero que estás bien, así como Lisa, Matt y tu abuelo Kent.
Ya sabré de ti cuando puedes responderme. Por favor, no tardes mucho, infórmame de que estás bien. Te estaré agradecido.
Tu padre que te quiere.
BRUCE.

Se recostó en el sillón sin soltar la carta, y sonrió para sí mismo con los ojos cerrados. Solo por su padre, solo por darle una alegría a su padre...al menos debía mirarle a los ojos por última vez.

8 comentarios:

Didac Valmón dijo...

Bueno, parece que hay algo de luz...terrible epidemia la de 1918.
Me está gustando mucho el cuento...genial del todo!!!

Arwen Anne dijo...

gracias didac, para mí son importantes vuestros comentarios y vuestras opiniones, gracias por dejarla plasmada

La Menda. dijo...

Me han recomendado encarecidamente este blog, así que con el permiso de la dueña.............

Arwen Anne dijo...

por supuesto que eres bievenido, espero que compartamos muchas cosas

Halatriste dijo...

Espero que el regreso le sea tan grato, como piensa, el calor familiar, el campo...

Arwen Anne dijo...

no te puedo adelantar nada halatriste, solo te puedo decir que le esperan sorpresas y las cosas no son como parecen, mas no te puedo decir, cuando suba la otra parte lo verás.

Eso si, aviso de que el final está cerca, dos entregas más y fin

Lola Mariné dijo...

Como dice Didac, parece que se ve un poco de luz entre tanto abatimiento.
Esperemos que tenga un final feliz, o no...

Arwen Anne dijo...

Pues mira Lola te voy a decir la verdad, ni yo misma lo se. No lo sé, ya la voy a terminar y estoy echa un lío, supongo que puede tener tantos finales...no se, cuando me ponga mañana con la otra parte mirare porque...ya te digo que no lo se, estoy como vosotros, a cuadros y esperando, y eso que soy la autora...