viernes, 31 de octubre de 2008

¿porqué te fuistes?

Hoy, que las cosas me van bien, que estoy enamorada, que tengo ilusiones en el futuro... tú no estás. Me siento como cuando iba en el coche, detrás del que te llevaba, dentro de aquella caja tan fría, tan solitaria...tan llena de tí... Abuela, se que tú no querías que llorara, pero no lo puedo evitar. Haces falta aquí. Haces falta. ¿Porqué te fuistes? Porque tus ojos se cerraron, porqué me dejastes sola cuando más te necesitaba.

Se que tengo a mis padres, pero tu presencia me es necesaria y no se porque. Supongo que te tengo tantas cosas por decir que se quedaron en el camino... tantas cosas... tantos sueños que contarte, tantos consejos que pedirte...tantas historias que escucharte...

No te puedo visitar en el cementerio, lo siento, no puedo. Vi como metían la caja, pero... para mí tu no estás allí, no lo creo, no quiero ni puedo creerlo. Tú estás en algún sitio y yo no se donde.

Abuela, se que te hubiera hecho feliz ver a tu Jesús Nazareno en el libro, que hubieras llorado de alegría, que hubieras... no se, pero sido feliz. Lo se. No lo ves, porque no estás, te fuistes hace ya cuatro años y pico, aunque para mí, aún estás viva. No he superado tu muerte, lo se, pero te diré una cosa, jamás lo haré. Jamás lo haré porque si hubiera sido otra nieta, tu seguirías viva, si yo no hubiera estado enferma, hubiera trabajado y tendría dinero para que vivieras con nosotros, y tú, jamás, hubieras ido a la residencia, la pena no se hubiera apoderado de tí y hubieras estado con nosotros, verías mis logros y serías feliz.

Toda tu vida has estado sufrido, trabajando por tus hijos, por tus nietos, intentando hacer lo mejor, pero... te lo pagaron desaciendose de tí como si de un trapo viejo se tratase. Abuela, te quiero y te querré siempre, por favor, pérdoname por no ser la nieta que tu necesitabas.

7 comentarios:

Didac Valmón dijo...

conmovedor relato, cómo me ha gustado...no sé si tiene algo de realidad, pero está genial...a pesar de la tristeza que descarga

Arwen Anne dijo...

es real, está escrito buscando descargar algo de lo que dentro llevo desde la muerte de mi abuela

Halatriste dijo...

Lo siento, aunque a veces parezca un ritual, antiguo, de nuestros antepasados, está bien recordar a los ausentes, llorarlos, añorarlos, estos actos son una prueba más, de que en un pasado estuvieron entre nosotros.

Un beso

Martikka dijo...

Seguro que tu abuela sabe lo mucho que la quieres. Los seres que se marcharon viven para siempre con nosotros mientras los recordemos. El recuerdo los mantiene vivos.

Arwen Anne dijo...

gracias Halatriste y Martikka por vuestros comentarios, es cierto, los que se fueron permanecen con nosotros en el recuerdo, solo espero que ella supiera que la quería, y solo espero que algún día, yo pueda ver aquel nicho con los ojos del alma y pueda decir, creyéndomelo, que ella está allí.

Thiago dijo...

Cari, no te puedes pasar factura por algo que no está en tu mano. Tu abuela tarde o temprano se iría igual, es ley de vida. Pero no te apenes pq donde quiera que este puede que te siga en todos tus pasos. Mira la mia. Tb. se murió hace cinco años, pero luego se vino con nosotros a Madrid y aunque al principio no hablaba nada, ahora no para la pata....

Igual tu abu cualquier dia se va a vivir contigo para ayudarte y protegerte como ahora hace la mía..

Bezos

Arwen Anne dijo...

pero si tu abuela está muerta...cómo puede vivir contigo?