viernes, 6 de febrero de 2009

el sótano de la muerte (fin)

Al cuarto día de comenzar los asesinatos, el tiempo dejó de ser apacible. El mar bramaba con furia infinita y el cielo descargaba su más oscura tormenta. Pero en la casa, el temporal aún era peor.

Aroa gritaba y corría sin rumbo fijo. Cada paso que daba, cada rincón donde miraba… el rostro de su hija se le aparecía. No quería creer que eso estuviera pasando, y tampoco comprendía el motivo.

– ¿Por qué me haces esto? ¿Qué te hice yo?

– Me dejaste en el sótano hasta el día de mi muerte. Me escondiste porque te avergonzabas de mí y jamás me dejaste salir. Hasta me enterraste en el. Ahora serás tú quien padezca.

– Se reían de ti, yo no quería que sufrieras.

Ágata me decía que yo era una bruja. Tú jamás la contradijiste. Roberta, que era una lástima tener una hija como yo. Tú siempre le diste la razón. Onella, que era mejor esconderme. Tú la obedeciste. Con seis años me encerraste. Seis años después de mi muerte he vuelto. Cuatro letras tienen tu nombre. Cuatro víctimas existen.

Y diciendo eso, Stella llevó a su madre a rastras hasta el sótano donde la dejó. Los gritos de la mujer se podrían haber oído de no ser por la tormenta. Pero no se oyó nada.

En el lugar de la tumba de Stella se podía ver el sitio completamente inmaculado, hasta las tablas eran nuevas, y junto a él, otro más, una tumba abierta y construida con la ropa de las tres mujeres. En la pared, dos notas clavadas.

La tercera, donde todo se contaba, donde Aroa aparecía como la culpable, se encontraba sobre el pecho de la mujer.

El círculo parecía cerrado. Nadie se libró, nadie entendió nada, para la policía, Aroa era la culpable y se quitó la vida después.

No descubrieron el cuerpo de Stella, pero aún, por las noches, se oye el ruido de la madera. Es ella que sale a dar su paseo nocturno con la luna como compañera y las estrellas como guía.

30 comentarios:

anapedraza dijo...

Tengo los pelos de punta....

Guarda muy bien este trabajo, haz varias copias. ¡Me ha gustado mucho!

Un fuerte abrazo.

MIGUEL

Arwen Anne dijo...

me alegro de que te haya gustado, a mi tambien me gusta y eso ya es raro, de mis escritos no suelo estar contenta, solo de algunos párrafos, algunos diálogos... pero en completo, nunca, salvo en esta ocasión.

besos

Martikka dijo...

Esta Stella nos ha tenido con el alma en vilo hasta el final. Se carga hasta al apuntador!:) Suerte que no tengo sótano...


Mi crítica final (con cariño, ya lo sabes):
Tienes mucha imaginación, pero has de pulir un poco más tus textos.
Has de vigilar la puntuación. Algunos puntos y comas no están donde deben y confunden al leer...

Arwen Anne dijo...

hola martikka, la verdad es que sí, se los carga a todos y no estés tan tranquila de no tener sótano que Onella tampoco tenía.

Sobre la crítica, me he dado cuenta de a que te refieres, y ya las corrijo, en mis archivos está el texto corregido ya por completo, lo único que pasa es que aquí como ya te habrás dado cuenta, yo practico, pero luego corrijo, de todos modos está bien que me lo digais porque soys los lectores ni la autora.

besos

Maribel dijo...

Uf, muy buen final. Espero que ahora, Stella, cuando salga a dar sus paseos lo haga con el alma en paz, ya que por fin cumplió su venganza. Qué imaginación.

Arwen Anne dijo...

hola maribel, a mi me pasa lo mismo, espero que este ya tranquila

besos y gracias por estar hasta el final

TitoCarlos dijo...

Cada noche, en mi paseo, si hay luna recordaré este cuento.
Guardalo, corrige, añade, alarga un poco las escenas de misterio y tendrás una buenísima historia.

Didac Valmon dijo...

Madre m´ñia que mal rollo Arwen, menos mal que es un cuento.
Me ha gustado mucho...escribes genial

Arwen Anne dijo...

Tito carlos, mil gracias por tus palabras, por tus consejos y por estar ahí. Me has leido el pensamiento respecto a lo que hacer con la historia.

besos

Arwen Anne dijo...

gracias didac, te lo agradezco, es un consuelo que le gusten mis historias a alguien como tú

besos

Stanley Kowalski dijo...

Quedé en estado de fascinación!! Qué maravilla! Si este es el género que elegiste te va a ir mas que bien. Felicitaciones!!

Buen finde y besos.

Thiago dijo...

Bueno, es terrorífico, cari. Las historias asi son siempre espeluznantes, venganza familiar, encierros, asesinatos... a mi me encanta, solo qu me dan miedo, qeu soy muy cageta. Y tu has cosneguido darme miedo, jaja

Me gusta lo que dices que nunca te quedas contenta de todo, eso es bueno, es que eres perfeccionista.

Bezos

Víctor Morata Cortado dijo...

Muchas gracias Arwen, es muy halagador por tu parte y estoy encantado con lo que pones, pero sobre todo sabiendo que has disfrutado con la lectura de cada relato, ese es el fin último. Pronto tendrás el tercer volumen. Este que viene y, sobre todo el último de todos, son los que más disfruté yo mismo al escribirlos y creo que pronto podrás verlo por ti misma. Te voy a dejar mi email para evitar tener que estar contestándonos de blog a blog para que lo hagas directamente a mi correo (si te parece, claro). Un beso y muchas gracias. vmc_icon@hotmail.com

Arwen Anne dijo...

Hola Stanley, pues mira es la primera vez que escribo algo de este género, la verdad es que toco más de dos... me alegro que te guste

besos

Arwen Anne dijo...

Hola Thiago, eso de que nunca estoy contenta con lo que hago es bueno y malo al mismo tiempo, pero vaya, miremoslo por el lado bueno. Me alegro de que te hayas asustado, si no fuera asi no tendría sentido alguno. Gracias por estar ahí hasta el final

besos

Proyecto de Escritora dijo...

Estaba esperando a leerlo entero para opinar y la verdad que la pobre fantasmilla da miedito si, no volveré a dejar a nadie encerrado en el desván, a ver si van a volver para vengarse...

Un beso!!

Arwen Anne dijo...

mil gracias victor a tí por confiar en mi y darme esta oportunidad, estoy deseando de leer el cuarto volumen

besos

Arwen Anne dijo...

jajaj ¿es qué dejas a la gente encerrada en el desván? pues ya sabes, no las dejes, que se vuelven luego con ganas de venganza

gracias por leer la historia y por tu comentario

besos

Blas Malo Poyatos dijo...

Un buen relato, tomo nota. Stella es una vengativa de cuidado.

Un saludo

MiCh3Ll3 dijo...

Hola, pues la verdad Felicidades ha sido un excelente Final, jeje, Me encanto toda la historia, es genial, y me tuviste intrigada todo el tiempo, tienes una muy buena imaginación, jeje, bueno pues espero estes bien, ¡un abrazo!...besitos...

Menda dijo...

Diosssssssssss!!!!!!!!
Lo has bordado.
Me inclino ante este relato, me ha fascinado.

Un besazo y...........sigue en esa linea, eh?
(A mi que los desvanes, sótanos y trasteros nunca me han gustado.....Mi casa tiene unas escaleras para llegar al garaje, y no hay luz sino al final de la escalera....siempre bajo diciendo 'SI HAY ALGUIEN, QUE SEPA QUE SOY VIRGEN....'ajjajajajaja, por si acaso.Y si cuela, cuela.

LETRAWEB dijo...

Arwen! Me he quedado muy impresionada con la lectura de tu texto. Realmente te mantiene a la expectativa de principio a fin, tiene una muy buena trama al igual que su narración. Enhorabuena amiga!!!!

Allí en mi blog he dejado para ti también un regalo con mucho cariño.

Un beso grande y feliz fin de semana.

(Vas muy bien... sigue así)

Arwen Anne dijo...

pues sí, de cuidado y mucho, me alegro de que te guste

besos

Arwen Anne dijo...

hola menda, me alegro de que te guste el relato, la verdad es que no pensaba yo que iba a gustar tanto, sobre lo de seguir en esta linea hare todo lo posible por ello, aunque claro, en otros generos, recuerda que ahora mismo, con este, abarco tres

besos

Arwen Anne dijo...

muchisimas gracias letraweb por tus palabras, ahora me paso por tu blog, y si tu te has quedado impresionada, más aún me he quedado yo con la acogida que estas teniendo el relato

besos

Arwen Anne dijo...

hola mich3li3, me alegro de que te haya gustado el relato, espero que estes bien

un beso

Lola Mariné dijo...

Te has quedado a gusto ¿eh? no has dejado títere con cabeza, jajaja...Si lo dejas reposar un tiempo y vuelves a revisarlo te quedará un relato de concurso.

Arwen Anne dijo...

gracias por tus palabras Lola, y sí, la verdad es que me he quedado a gusto, y mucho...

besos

Juan dijo...

Hola

Llevo bastante tiempo demasiado ocupado y no me da tiempo apenas de comentar, aunque sí de leer :-).

Por este cuento, felicidades. Muy bien narrado, bonitas imágenes (la del cabello de Stella, la del mar embravecido). Me situan en la costa este de EEUU, a finales del siglo XIX.

Tengo dos cosas, que no son críticas:

1) ¿Por qué mata a Onella? El que no digas nada sugiere que por capricho, porque necesitaba que muriera alguien cuyo nombre empezara por O para formar Aroa. No sé si te lo habrás planteado. En mi opinión, esta ausencia de motivo vuelve a Stella bastante maligna, lo que va ni que pintado y casa muy bien con la ambientación.

2) No desvelas hasta el final que la madre se llama Aroa. Cabían dos posibilidades:

a) Desvelarlo al principio: tiene la ventaja de que el lector adivine antes la pauta de los asesinatos y sienta que "controla" la historia, que es él quien ha adivinado la pauta. El problema es que esto funcionaría muy bien si la historia fuese más larga y, la gran desventaja es que quitas la intriga demasiado pronto acerca del por qué de las letras.

b) No desvelarlo hasta el final. Ventajas: incrementa la sorpresa final (el lector piensa: "así que era por eso..."). Incoveniente: un tipo concreto de lector, aquel que guste de resolver acertijos en los libros que lee, se sentirá frustrado... no habrá tenido pistas para adivinar la pauta porque te callaste el nombre. Pero, claro, el problema es que es un relato muy breve, y si dices el nombre de la madre desde el principio no hay manera de desviar la atención ni de intentar despistar a este tipo de lectores, con lo que te lo van a adivinar en seguida, y eso tampoco les gusta a los que buscan acertijos en lo que leen.

Es tu primera incursión en las historias de terror, pero si no nos lo cuentas, no se nota ;-). En cuanto a lo de desvelar de antemano el nombre de la madre, yo lo dejaría como tú lo has hecho (opción b) ), porque para poner un acertijo necesitas más longitud.

En realidad, soy de los que les gusta eso de los acertijos, pero nunca los pongo porque en un relato breve es muy complicado. Aunque lo que más me divierte es ponerle "trampas" al lector, hacerle creer una cosa y que luego suceda otra... Pero es muy difícil, que los lectores son muy listos :-D.

Un saludo.

Juan.

Arwen Anne dijo...

hola Juan. A Onella la mata porque le dijo a la madre que era mejor encerrarla, aunque claro, ese motivo la sigue volviendo maligna y lo del nombre de Aroa por tres motivos:

1º-porque es breve y si decía que se llamaba Aroa y mata Stella a una persona a la que le resalta la A y a otra a la que le resalta la R, ya no hay espectación

2º-quería un cuento donde el lector pensara, no lo quería dar masticado, si no abierto, donde el lector pensara

3º-es un cuento breve, crear espectación es complicado, así que elegí crear la expectación desde ese punto

agradezco tu comentario y no te preocupes, a mi me basta con que me leais y cada mil años una vez, me pongais algo para testificar de que estáis ahí

besos